Intrusiones en casa: detectarlas de manera más precisa y evitar falsos positivos

Publicado el 21 de noviembre de 2021
Página de inicio / Blog / Intrusiones en casa: detectarlas de manera más precisa y evitar falsos positivos
Cómo detectar intrusiones de forma más precisa

Una de las funcionalidades que siempre explico a mis clientes es la posibilidad que nos da la domótica de detectar intrusiones en casa de manera más rápida.

Una alarma convencional consta de sensores de contacto para las puertas y ventanas.

Cuenta con detectores de movimiento para controlar las habitaciones.

Y ahí se termina el catálogo de dispositivos.

También dispone de cámaras, pero únicamente son para validar la intrusión.

Controlando todos los dispositivos

Como te contaba anteriormente, siempre cuento a mis clientes que las ventajas que tienes al domotizar tu casa no siempre se limitan a lo evidente.

Si domotizas una luz podrás controlarla desde el móvil o con automatizaciones.

Pero también podrás utilizar esa misma luz para detectar intrusos.

Así es.

Está claro que podrás usar tus detectores de movimiento o tus sensores de contacto de la misma forma que una alarma tradicional.

Entonces me pregunté ¿por qué no utilizar el resto de dispositivos como alarma?

Y eso hice.

Porque una vivienda con un sistema domótico que disponga de un controlador central siempre conoce el estado de todos sus dispositivos.

Por lo tanto, ahora, cuando la alarma de mi casa está activa recibo notificaciones con cualquier suceso fuera de lo común.

Esto quiere decir que si se enciende una luz cuando se supone que no hay nadie en casa recibo una notificación al instante.

Lo mismo sucede si una luz se apaga cuando debería estar encendida.

O algún dispositivo comienza a estar “no disponible”.

Y es que, si no hay nadie en casa, ¿cómo es posible que ocurra esto?

La respuesta no siempre es que hay un intruso.

Diferentes formas de verificar una intrusión en casa

Recibir la notificación es el primer paso.

Por experiencia puedo decirte que la primera vez sucede se te pone el corazón a mil.

Y es que la primera vez que activas el sistema y te vas, sin darte cuenta estás pensando en él.

Y basta con que recibas una notificación que diga “Golpe detectado en la ventana de la suite” para temer lo peor.

Y en realidad ha sido una ráfaga de viento que ha hecho vibrar una ventana.

O pudo haber sido el tubo de escape de un coche.

No lo sabes.

Pero tu mente siempre te dirá que hay alguien en tu casa.

El cerebro humano funciona así, es alarmista y siempre se pone en lo peor.

Por eso es importante saber en qué momento hay que enviar una notificación.

Cuando planeo la domótica de una casa con mejora en la seguridad, siempre voy montando niveles de detección.

El primer nivel de detección

Siempre hay que comenzar desde la parte más alejada que puedas.

En mi caso utilizo los límites de la vivienda.

Ya sea el jardín, las terrazas y los balcones, o las persianas, puertas y ventanas.

Lo importante es poder adelantarse lo más posible al intruso.

En una casa rodeada por jardines o terrazas, siempre que puedo, instalo cámaras de videovigilancia con detector de presencia.

Estas cámaras de seguridad tendrán un perímetro de activación de alarma bien definido.

También, las puertas de acceso a la propiedad (de vehículos y personas), contarán con sus sensores de contacto correspondientes.

En el caso de un piso, mi límite está en las ventanas exteriores, las ventanas interiores y la puerta principal de acceso.

Todas las persianas contarán con sensor de contacto y, si están motorizadas, también dispondrán de un roller shutter para poder controlarlas mediante automatizaciones.

Igual que ellas, todas las ventanas y las puertas de acceso contarán con un sensor de apertura y, si es posible, de vibración.

De esta forma, en una casa con cámaras exteriores, puedes mandar a cerrar las persianas cuando se detecte en intruso.

En un apartamento el sistema lo hará cuando detecte golpes en la ventana o la apertura de un sensor.

En este punto puedes indicarle al sistema que te realice la notificación, pero recibirás bastantes falsos positivos.

Otra opción es esperar al siguiente nivel de detección.

El segundo nivel de detección

En este nivel encontraríamos a los sensores más próximos al primer nivel.

Si hablamos de una casa con jardín, nos estaríamos refiriendo a los sensores de contacto y vibración de las puertas y las ventanas.

En caso de un piso serían los sensores de movimiento.

Este nivel es mucho más preciso para detectar intrusos si lo sumamos al anterior.

Porque si hay una detección en el primer nivel y luego hay una otra detección en segundo nivel es mucho más improbable que se trate de una falsa alarma.

En este punto yo acostumbro a hacer uso de una sirena intermitente durante 3 o 5 segundos.

Simplemente para avisar de que hay una alarma conectada y que ha detectado algo sospechoso.

También en este momento envío una notificación.

El último nivel de detección

Ya nos encontramos dentro de la vivienda.

En un piso los dos últimos niveles suelen ser el mismo, pero con una diferencia de tiempo.

Entre el primer aviso de la sirena y la confirmación de la intrusión suelo dejar unos 30 segundos.

Los sensores de movimiento tienen un tiempo mínimo de funcionamiento, 10 segundos como mínimo.

Cuando se produce una detección, es normal dejar un período de gracia para desactivar el sistema.

Ese es el funcionamiento normal de una alarma del mercado.

Cuando realizo una instalación suelo consultarlo con el cliente para decidir si quiere este tiempo mínimo de espera o no.

La mayoría de las veces deciden no ponerlo porque cuentan con desactivar la alarma antes de entrar en el domicilio.

O, si el sistema es más completo, se desconecta al detectar su presencia en la red.

Se produzca como se produzca la desconexión, lo que nos importa es lo que sucede si esta no llega.

Detectando al intruso

Los sensores perimetrales han detectado una posible intrusión.

Los sensores de cierre y los sensores internos también han detectado una posible intrusión.

Además, se ha encendido una luz, y algunos dispositivos, como la Tablet o el Apple TV dejan de estar disponibles.

En este momento el sistema ha reconocido la intrusión y así lo hace notar.

¿Cómo? Haciendo sonar la sirena y encendiendo y apagando las luces.

Como si de una película se tratara.

Todo para llamar la atención de los vecinos y de cualquiera que pueda estar por las inmediaciones.

Además, envía las notificaciones correspondientes y sube a un servidor en la nube las fotos que va obteniendo.

Sin embargo, hay algo que el sistema no puede hacer: avisar a las autoridades.

Recordemos que en las alarmas tradicionales es la central receptora quien las llama y aquí no contamos con ella.

Por lo que siempre es el cliente quien, tras verificar la intrusión, debe avisar a la policía.

Conclusión

Este es el sistema de detección de intrusos que suelo utilizar en las instalaciones que lo solicitan.

Puedes hacer el tuyo de la misma forma o planificar un sistema de detección diferente.

Lo importante es que puedas confiar en él y que la cantidad de falsos positivos sea la menor posible.

Si ya usas algún método en tu casa puedes contármelo en los comentarios y compartirlo con todos, de esta forma conseguiremos aumentar aún mas la seguridad en nuestras viviendas.

Compartir

Comentarios

¿Quieres domotizar tu casa?

Hola, soy Nacho Badia. Ayudo a las personas instalando sistemas domóticos para que puedan encontrarse más a gusto en su casa. Mi única pregunta es, ¿quieres que te ayude?

Si! ayudame
Sobre mí
Sobre mí
Amante de la tecnología. En mis años de vida laboral he tenido la oportunidad de invertir la mitad del tiempo de cara al cliente y la otra mitad desarrollando servicios al mismo.

He aprendido que, independientemente del área de trabajo, la finalidad es conseguir su satisfacción y su confianza, imprescindible para que nuestra empresa se convierta en su primera elección.

Por esta razón, cada uno de los proyectos en los que participo son diseñados y desarrollados para conseguir la mejor experiencia por parte del usuario.