Guía para una calefacción inteligente

Publicado el 7 de septiembre de 2021
Página de inicio / Blog / Guía para una calefacción inteligente
Calefacción inteligente

Puede pasar que en algún momento quieras calentar sólo una habitación de tu casa. La calefacción inteligente te permite hacerlo.

Tal vez te interese calentar solo el baño (sobre todo cuando acucia el invierno y hace bastante frío).

O bien, en sentido contrario, quieras apagar una de las estancias de tu casa que no vayas a utilizar, como el despacho durante el fin de semana.

Hoy en día, la domótica te da la posibilidad de controlar el sistema de calefacción de tu casa, con opciones como regular la temperatura de cierta estancia o cerrar zonas completas.

Puedes tener esta funcionalidad en los radiadores de toda la vida, instalando una válvula inteligente, sensores de temperatura y por supuesto un termostato inteligente.

A continuación, te explico más detenidamente todo esto.

¿Qué es un termostato inteligente?

Nest termostato inteligente

En casa no siempre hace la misma temperatura. Ni tampoco llegamos a la misma hora al hogar.

En el hablamos de la calefacción tradicional, puedes programar que se encienda a una hora determinada.

Pero si un día llegas antes o llegas mucho mas tarde, no puedes hacer nada al respecto.

Sin embargo, aquí entra en juego el termostato inteligente.

Estos son la mejor opción a la hora de adaptar la calefacción a tu estilo de vida.

Y es así porque te permiten optimizar al máximo el uso de la calefacción gracias a la conectividad con el smartphone o domótica del hogar.

El termostato inteligente se conecta a la caldera o al aire acondicionado del hogar para regular la temperatura.

Estos termostatos aprenden tus rutinas y preferencias para saber cuál es tu temperatura ideal en casa y cuándo estás o no en ella.

De este modo aprende de tu comportamiento y regula la temperatura para a ahorrar tanto energía como dinero.

Entre los termostatos más conocidos está la marca norteamericana Nest, el termostato conectado Netatmo, la marca española GreenMomit.

Funciones y características de los termostatos inteligentes

Antes de elegir un modelo de termostato inteligente debes tener en cuenta aspectos como:

  • Si el sistema de calefacción cuenta con radiadores convencionales o si es un sistema nuevo inmerso en la domótica.
  • El tipo de calefacción y si es compatible con los termostatos instalados.
  • Ampliaciones futuras.
  • Si es compatible con la domótica de nuestro hogar.

¿Qué puede hacer un termostato inteligente?

Además de regularse de manera automática, un termostato inteligente es capaz de saber si estás o no en casa.

También es capaz de determinar si hay ventanas abiertas en casa y la temperatura exterior en todo momento.

Con esta información, aprende de tu comportamiento y del comportamiento general del hogar para tener la temperatura ideal en cada momento.

Además, con la temperatura que le indiques y los registro que se vayan guardando, sabrá cuál es la temperatura ideal para tu bienestar.

Al final, con el tiempo, el propio termostato regulará la temperatura sin que tengas que indicarle nada.

Sólo tendrás que detallar en las primeras ocasiones la temperatura que quieres y, a partir de ahí, el propio termostato inteligente sabrá cuando hay alguien o no en casa y regular la temperatura ideal.

De este modo, ahorras energía y dinero haciendo que te despreocupes por completo de apagar o encender la calefacción o el aire acondicionado de tu hogar.

Facilidad de instalación

La complejidad de la instalación de un termostato inteligente dependerá de la zona donde comience la instalación, el tipo de calefacción y el modelo elegido.

Lo más habitual es que los fabricantes den los elementos necesarios, manuales de instalación e, incluso, documentación gráfica por medio de fotografías y vídeos para la instalación.

Incluso es el propio fabricante el que proporciona un técnico para ahorrarte tiempos de instalación.

Si estás pensando en cambiar una calefacción convencional a una inteligente, el proceso consiste simplemente en cambiar un elemento por otro poniendo atención y cuidado en los cables COM y NO en su lugar y fijar el receptor.

Si la instalación es desde cero, es conveniente elegir un profesional para instalarlo.

Integración con la domótica del hogar

Todos los termostatos inteligentes cuentan con una app para poder instalarse en el teléfono móvil y controlarlos.

Incluso los modelos más completos permiten usarlos con otros dispositivos como son los altavoces inteligentes.

Con todo esto podrás configurar rutinas o dar órdenes para que ponga la calefacción a una determinada temperatura u hora, o bien preguntar por la temperatura que queremos.

Eso sí, para que todo el sistema funcione, el termostato inteligente ha de ser compatible con los diferentes asistentes virtuales que tenemos en casa, ya sea Alexa con los Amazon Echo, Siri de Apple HomePod o Google Assistant y Google Home.

Si se pueden vincular a los asistentes virtuales, esto hará que el termostato pueda ser parte integrante de la domótica de tu hogar, permitiéndote que pueda funcionar por medio de sensores de movimiento y proximidad, sensores de detección de puertas y ventanas, o desactivar el sistema de climatización.

Sistema Open Therm para agua caliente

Open Therm es el protocolo de comunicación que nos permite conectar la caldera de la calefacción central con el termostato, sea cual sea la marca.

Entre sus beneficios podemos encontrar:

  • Mayor eficiencia en el sistema de calefacción.
  • Menor desgaste en el encendido y apagado manual.
  • La caldera dura más tiempo porque las piezas no se dañan tanto.
  • Fácil instalación del cableado.
  • Fácil configuración.
  • Gestionar y ver el estado de la caldera desde el termostato y el móvil.
  • Menor gasto en la factura del gas.

Ahorrar con un termostato inteligente

El ahorro en consumo energético en calefacción puede variar entre un 15 y un 40%, en función de la compañía que venda el termostato.

Para hacerte una idea, en Estados Unidos el ahorro en calefacción a nivel energético supone un 23% y, en España, el termostato Netatmo ahorra en consumo de calefacción cerca de un 42%.

Esto supone un gran ahorro, puesto que el ahorro de energía también conlleva un ahorro económico bastante importante.

Válvulas inteligentes

Válvula inteligente

Algunos fabricantes, aparte de los termostatos inteligentes, también disponen de accesorios para configurar y optimizar varios tipos de sistemas de calefacción y climatización.

Este es el caso de las “válvulas inteligentes”, que se pueden instalar en radiadores para monitorizar y controlar de manera independiente cada zona de la instalación, sobre todo en sistemas de calefacción centrales.

Algunas como las cabezas termostáticas Z-Wave Danfoss y Stella-Z, así como varios productos relacionados con protocolo Z-Wave de Secure, entre otras soluciones.

 

Conclusión

Elegir un termostato inteligente supone una gran ventaja, ya no sólo como ahorro energético y económico, sino también en términos de comodidad.

Con él, puedes controlar la temperatura del hogar en general y por zonas del hogar, controlar la temperatura de la caldera y, junto con la domótica, aprender de nosotros y climatizar nuestra casa a nuestro gusto y preferencia.

Para lograr que un termostato inteligente se vincule a tu sistema domótico, basta con cambiar elementos de una calefacción ya existente o, bien, con una nueva calefacción.

También con la domótica podemos elegir por el lugar donde queramos que vaya el agua caliente mediante el sistema Open Therm o por medio de válvulas inteligentes.

Como ves, todo son ventajas y te permite tener un hogar funcional y comprometido con el ahorro.

 

Compartir

Comentarios

¿Quieres domotizar tu casa?

Hola, soy Nacho Badia. Ayudo a las personas instalando sistemas domóticos para que puedan encontrarse más a gusto en su casa. Mi única pregunta es, ¿quieres que te ayude?

Si! ayudame
Sobre mí
Sobre mí
Amante de la tecnología. En mis años de vida laboral he tenido la oportunidad de invertir la mitad del tiempo de cara al cliente y la otra mitad desarrollando servicios al mismo.

He aprendido que, independientemente del área de trabajo, la finalidad es conseguir su satisfacción y su confianza, imprescindible para que nuestra empresa se convierta en su primera elección.

Por esta razón, cada uno de los proyectos en los que participo son diseñados y desarrollados para conseguir la mejor experiencia por parte del usuario.