Domótica para gente mayor

Publicado el 3 de abril de 2022
Página de inicio / Blog / Domótica para gente mayor
Domótica para gente mayor

Posiblemente cuando pensamos en domótica nos vienen a la mente conceptos como tecnología, estar a la última, innovación, etc. Si ahora intentamos meter en la misma ecuación a personas de edad avanzada puede que nos parezca incompatible, pero ¿realmente es así?

Domótica ¿un engorro o una ayuda?

La complejidad de la domótica

Nuestros padres o abuelos han vivido la mayor parte de su vida sin dispositivos tecnológicos ya que, aunque nos cueste imaginar la vida sin nuestros smartphones, en realidad su uso se popularizó en la década de 2010.

Todos hemos vivido situaciones divertidas con nuestros mayores y su adaptación a la tecnología y seguramente tú también te habrás convertido en “profesor” o “solucionador de incidencias” en más de una ocasión.

Todo esto puede llevarnos a pensar que instalar dispositivos domóticos en la casa de nuestros padres o abuelos puede convertirse en un engorro para ellos, ¿verdad?

Afortunadamente, la domótica ha avanzado enormemente en los últimos años haciendo posible que hoy en día podamos controlar nuestra casa con tan solo una aplicación. Lejos quedan esos enormes cuadros de mando repletos de comandos incomprensibles, ahora solo con apretar un botón en nuestro móvil podemos encender y apagar la luz o subir y bajar una persiana, exactamente igual que si lo hiciéramos con un botón analógico.

Por ello, si nuestros mayores suelen enviar Whatsapps a los nietos o incluso notas de voz, este tipo de tecnología está absolutamente a su alcance.

La clave para que se adapten de forma rápida y fácil a la domótica en casa es sencilla: solo hay que explicarles bien cómo funciona y en qué les va a ayudar desde el principio. El resto, irá solo.

Domótica, ¿para qué?

Conforme nos vamos haciendo mayores queremos cosas sencillas y que nos faciliten la vida, ahí es donde entra en juego la domótica.

Imaginemos una persona mayor que de noche debe levantarse en varias ocasiones al baño. Podemos instalar, por ejemplo, un sensor de movimiento en el pasillo que encienda la luz de forma automática de forma que evitamos que tenga que estar buscando el interruptor a tientas. Además, si esa luz es regulable podemos programarla para que por la noche solo se encienda al 5% de intensidad y no le desvele.

Otro ejemplo sería el de una persona mayor con movilidad reducida. Mediante la domótica podría controlar las luces o las persianas desde su propio móvil, reduciendo el riesgo de caídas.

Motorizando las persianas y automatizándolas podremos ayudarles a que las controlen desde el móvil, evitando que tengan que realizar ese esfuerzo innecesario cada mañana y cada noche.

Un aliado para la seguridad

El uso de domótica en las viviendas de personas mayores puede resultar especialmente interesante para conseguir un aumento de la seguridad, sobre todo en el caso de personas mayores que viven solas.

Si a veces te preocupa que tu familiar de edad avanzada deje la puerta de la vivienda abierta, con su consentimiento puedes controlar desde tu propio móvil su estado en cualquier momento mediante un sensor y quedarte tranquilo. También podrías asegurarte de que no se ha quedado ninguna luz olvidada o la calefacción encendida por error.

Además, puedes instalar cámaras de seguridad en la vivienda para poder actuar rápidamente en caso de que se produzca una caída o un accidente.

Una pequeña inversión para ahorrar más

Como sabes, la domótica resulta útil para evitar gastos innecesarios. ¿Cuántas veces nos encontramos a nuestros mayores prácticamente a oscuras o con la calefacción apagada para no consumir tanto?

La instalación de luces regulables puede ayudarles a controlar la intensidad de la luz y reducir el gasto cuando deseen. La calefacción inteligente, sin cambiar ni la caldera ni los radiadores que ya tienen, les ayudará a controlar cada radiador de forma independiente. Así, podrán ajustar la temperatura de cada estancia o habitación y notarán una reducción en su consumo.

Conclusión

Como ves, la domótica hoy en día puede ofrecer ventajas a las personas mayores y facilitar su vida diaria sin grandes complejidades. Nosotros podemos asesorarte a buscar la opción que mejor se adapte a vuestras necesidades y a configurar el control de su casa de la forma más sencilla.

Compartir

Comentarios

¿Quieres domotizar tu casa?

Hola, soy Nacho Badia. Ayudo a las personas instalando sistemas domóticos para que puedan encontrarse más a gusto en su casa. Mi única pregunta es, ¿quieres que te ayude?

Si! ayudame
Sobre mí
Sobre mí
Amante de la tecnología. En mis años de vida laboral he tenido la oportunidad de invertir la mitad del tiempo de cara al cliente y la otra mitad desarrollando servicios al mismo.

He aprendido que, independientemente del área de trabajo, la finalidad es conseguir su satisfacción y su confianza, imprescindible para que nuestra empresa se convierta en su primera elección.

Por esta razón, cada uno de los proyectos en los que participo son diseñados y desarrollados para conseguir la mejor experiencia por parte del usuario.