Cómo mejorar la accesibilidad de tu vivienda mientras te recuperas

Cómo mejorar la accesibilidad de tu vivienda mientras te recuperas
Un proceso de recuperación puede ser largo y estresante. En este post te cuento cómo mejorar la accesibilidad de tu casa para disminuir la carga mental.

Tu vivienda y el proceso de recuperación

En el proceso de recuperación de una lesión existen muchos factores que pueden ayudarte o retrasarte, pero sin duda uno de los más importantes es tu estado de ánimo y de qué forma convives con el estrés diario.

Cuando te encuentras en una situación temporal o permanente de pérdida de movilidad o fuerza te das cuenta de que algunas de las tareas rutinarias se vuelven complicadas de realizar y es normal que la carga mental y el estrés aumenten tu malestar.

Es normal sentir agobio por no poder abrir una persiana o estresarse cuando llaman a la puerta y debes desplazarte para abrirla. Aunque te digan que no pasa nada, es normal sentir ansiedad por no poder realizar algo que hasta ahora te resultaba fácil.

Con este post quiero explicarte lo que mis clientes me han transmitido acerca de cómo percibían el sentirse dependientes y cómo esta carga mental se convertía en un elemento negativo en su día a día. También me gustaría explicarte cómo la domótica puede ayudar en estas situaciones.

Cómo los elementos de tu casa pueden añadir carga mental

Abrir una persiana tradicional puede resultar frustrante cuando la fuerza ha disminuido y esa frustración produce un efecto de incomodidad que va creciendo cada día.

Tener que desplazarte para apagar una luz o contestar al telefonillo puede añadir más carga mental.

Estas situaciones se repiten siempre, todos mis clientes me han dicho que es así, incluso los que conviven de forma permanente con problemas de movilidad y no tienen el sentimiento de pérdida tras un accidente o enfermedad.

Evita el estrés de las tareas cotidianas

Uno de mis principales objetivos es ayudar a reducir el estrés que obtienes como resultado de la dificultad para realizar todas las tareas cotidianas.

Cada uno de nosotros reaccionamos de manera diferente ante él, pero cuando se vuelve crónico es normal que surjan problemas de sueño, ansiedad o depresión. Al encontrarte en un proceso de recuperación es importante eliminar todo lo que te produce malestar y así poder centrarte en ella.

Pero, ¿te has parado a pensar cómo afectaría a tu calidad de vida el poder eliminar de tu cabeza ese malestar?

Mejorando la accesibilidad de tu vivienda aumentas la recuperación

Y este titular es tan cierto como que se está comenzando a implantar domótica en residencias de ancianos o centros de día.

El simple hecho de poder valerte por ti mismo para abrir o cerrar las persianas genera una sensación de independencia que mejora notablemente el resto de situaciones y dejas de vivir en una situación de dependencia tan grande.

Cuando mejoras la accesibilidad de tu casa recuperas la confianza y esto es una inyección de fuerza renovada que mejora la recuperación.

Pequeñas mejoras en casa hacen grandes avances en tu día a día

Pequeñas mejoras para el día a día

Con pequeños cambios en tu vivienda orientados a la accesibilidad puedes hacer grandes avances en tu independencia diaria.

El que puedas realizar tareas cotidianas te ayuda a eliminar la carga mental del día. Si estás en rehabilitación esta desgana produce un lastre en la recuperación y al final eso significa que el proceso durará más tiempo.

Déjame que te cuente qué cosas te ayudarán a ello:

Contestar al telefonillo sin tener que ir a la puerta

Sustituir el telefonillo tradicional por uno conectado te permite contestar al timbre como si recibieras una llamada de teléfono.

También te permite abrir el portal desde tu smartphone aunque no te encuentres en casa.

Con este dispositivo eliminas el estrés de tener que ponerte en pie y caminar hasta la puerta para abrirla.

Abrir la puerta a distancia

Instalando una cerradura electrónica complementas al telefonillo conectado, ya que de la misma manera que abres el portal de la calle puedes quitar el cerrojo de la puerta principal y abrirla con una pulsación en tu smartphone o con una orden a tu asistente virtual.

Otra de las ventajas es la posibilidad de eliminar las llaves físicas. Puedes crear usuarios para facilitar el acceso a la vivienda de los profesionales que vengan a ayudarte. Con permisos de acceso limitados a ciertos días y horas y así poder controlar que únicamente se utilizan cuando corresponden.

Si en algún momento deseas bloquear alguno puedes hacerlo al momento sin necesidad de esperar a que te devuelvan una llave.

Control de iluminación y las persianas por voz o desde el smartphone

Controlar las luces desde tu móvil o con tu altavoz inteligente te quita la necesidad de desplazarte.

Puedes controlar las luces empotradas o las lámparas tradicionales. Puedes controlar su encendido, apagado o cambiar la intensidad de brillo sin perder la funcionalidad original.

Con las persianas sucede lo mismo. Al estar motorizadas y domotizadas puedes hacerlas funcionar igual que una luz o incluso programarlas para que se abran y cierren de forma autónoma.

Control de la calefacción y el aire acondicionado

De la misma forma que las luces y las persianas, domotizando la caldera y el aire acondicionado puedes controlarlos a distancia.

Encender la calefacción desde la cama y únicamente en la habitación que te encuentras supone una mejora frente a la calefacción tradicional. Incluso puedes configurar el sistema para que decida en qué habitación hace falta el calor y que abra y cierre los diferentes radiadores, aumentando el ahorro y quitándote el tema de la cabeza.

Cuantas menos cosas en la cabeza, más tiempo para ti.

El funcionamiento del aire acondicionado es similar, olvídate de los termostatos de la pared, utiliza el smartphone o tu asistente virtual para cambiar la temperatura, encenderlos o apagarlos.

Cierre general de la vivienda

Disponer de un botón en el smartphone o un comando de voz en tu asistente virtual que realice el apagado y cierre general te brinda autonomía y seguridad.

El cierre general se puede ejecutar manualmente cuando tú decidas o puedes programarlo. Con la segunda opción te aseguras de que cada noche a la hora que tú decidas se apagarán todas las luces, se cerrarán las persianas y todas las puertas quedarán con el cerrojo puesto.

Por otro lado, podrás ver directamente en el teléfono si todas las puertas y ventanas están cerradas o preguntarle a tu asistente virtual: ¿Hay alguna ventana abierta?

El cierre general te facilita el final de la jornada.

Detectores de inundación, humo e incendio

Por último, con un control de inundación puedes detectar una fuga de agua antes de que se produzca un desastre, incluso el sistema puede cerrar la llave general de agua, enviar notificaciones y hacer sonar una alarma.

Lo mismo se puede hacer con el humo o un incendio. Instalando sensores en las habitaciones más comprometidas, puedes recibir una alerta en el momento de la detección y el sistema puede cerrar la llave general del gas.

Conclusión

El día a día durante una recuperación puede marcar la diferencia entre un proceso largo y uno corto. Tener la motivación adecuada y disminuir al máximo la carga mental de las tareas rutinarias pueden ser claves en toda la rehabilitación.

Por ello, te animo a contactar con nosotros para mejorar contigo la accesibilidad de tu vivienda.

Yo, para demostrarte mi compromiso, realizo un descuento sobre el total del presupuesto cuando se trata de mejorar la accesibilidad de una persona con movilidad reducida o pérdida de fuerza.

Si tienes dudas o no sabes si vale la pena o cuánto puede costar, contáctame y hablamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Buenas! Soy Nacho ¿puedo ayudarte en algo?