Malas experiencias con dispositivos SONOFF

Experiencia con SONOFF
He tenido malas experiencias con los dispositivos SONOFF y quería compartirlas contigo para evitarte pasar por ellas.

Mi primer contacto con estos dispositivos fue hace unos años, cuando empezaba a domotizar mi piso.

Quería un controlador domótico de iluminación para poner en una caja de conexiones, sin embargo, no pude utilizarlo porque era demasiado grande y aún siguen siéndolo.

Situaciones reales que me encontrado con dispositivos SONOFF

La primera vez que me los encontré en casa de un cliente, se habían instalado un par de controladores domóticos SONOFF en una reforma para poder controlar varias luces desde el móvil.

El cliente contactó conmigo para añadirle otro controlador a su red.

Instalar los dispositivos SONOFF fue complicado porque requerían cerrar el circuito en el mismo controlador y tuve que pasar un cable para hacerlo.

En la misma visita domoticé un par de luces con controladores de otra marca que llevaba conmigo.

La instalación de estos controladores fue fácil porque estaba acostumbrados a ellos y no era necesario ese retorno que tuve que poner con SONOFF.

Sustitución definitiva

Hace unos días el mismo cliente me llamó para quitar los SONOFF que tiene instalados

Me pidió sustituirlos por la marca que había instalado yo, porque había visto que era mucho más estable y desde la instalación realizada hace un año no le habían dado problemas.

Los dispositivos SONOFF, por otra parte, se le desconectan continuamente o no reaccionaban con tanta rapidez.

La última vez que utilizo SONOFF

Hace unos meses, una constructora recibió el encargo de domotizar una reforma en la que estaban trabajando y a punto de finalizar.

El electricista, al tener poco conocimiento de domótica, se fio de los comentarios que se encuentran en la red e instaló 11 controladores SONOFF.

Aquí podéis verlos:

Sonoff en la caja de conexiones

Me contactaron para que me encargara de la configuración y para domotizar las persianas.

Mi primer error fue volver a confiar en estos dispositivos y no pedir que los cambiaran. El segundo error fue comprar la misma marca pero en versión dual para las persianas.

Sonoff dueal lite

El día de la instalación tuve que abrir las cajas de conexiones e ir activando el modo configuración de forma manual en cada uno de los controladores de iluminación, para añadirlos a la WiFi de la casa.

Si observas cualquiera de las fotos anteriores verás que hay un botón de servicio en ellos. Para ponerlos en modo configuración hay que apretarlos de una forma determinada.

Nada inesperado, contaba con ello.

Tras eso instalé y repetí el proceso con los controladores de persianas.

Además, instalé un Echo Show 15” que quedó espectacular y me fui con un buen sabor de boca, no lo voy a negar.

Echo Show 15 de Amazon

El problema vino al entregar la vivienda

Cuando realizo instalaciones domóticas para empresas, parte de las horas de configuración se reservan para hacerlas junto al cliente final, porque hay que crear cuentas y conectar servicios de Alexa o Google entre otras cosas.

El día que fui a terminar la configuración el cliente había cambiado la WiFi por lo que asumí, sin coste para el cliente, las 3 horas que tardé en volver a abrir las cajas de conexión y reconfigurar todos los controladores.

Además, al integrar las persianas, Alexa no los reconocía como controladores de persianas sino como interruptores de luz independientes. En la app eWeLink sí que estaban configurados como persianas y su funcionamiento era el correcto.

Todo esto hizo que tuviera que volver otro día, más gastos de desplazamiento extras y horas perdidas que no puedo facturar a nadie, para sustituirlos por otra marca. La marca de controladores WiFi que debería haber usado desde el principio.

¿Qué sucedió al volver?

Que el cliente había vuelto a cambiar la WiFi y había que volver a abrir todo para reconfigurar. En esta ocasión le expliqué que no podía asumir este coste y reestablecimos la WiFi anterior.

Esta experiencia reciente me ha terminado de convencer de que utilizar SONOFF es una muy mala idea y que debería escribir un post compartiendo lo que he aprendido.

Para cerrar, me gustaría decirte que instalé los nuevos controladores de persianas y los conecté con Alexa sin inconvenientes.

Conclusión

Por todas estas razones, y sobre todo por la carga mental que produce el tener que estar reconfigurando los dispositivos cada poco tiempo, he decidido no utilizar dispositivos SONOFF en las instalaciones de mis clientes.

Esto me ahorra horas de servicio que debo asumir o cobrar, siendo lo primero una carga para mí y lo segundo una carga en forma de mantenimiento anual o mensual para mis clientes.

En su lugar, prefiero utilizar dispositivos un poco más caros, pero que ofrecen un rendimiento y una fiabilidad mucho mayores.

Así que, si estás pensando en domotizar tu casa, mi consejo es que no utilices dispositivos SONOFF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Buenas! Soy Nacho ¿puedo ayudarte en algo?