Luces domóticas: del ahorro al aumento de confort

Publicado el 10 de febrero de 2021
Página de inicio / Blog / Luces domóticas: del ahorro al aumento de confort
Encender y apagar las luces con la domótica

La principal petición que recibo es la de instalar domótica para encender y apagar luces desde el móvil.

En la mayoría de las ocasiones es porque mis clientes lo han visto en casa de un amigo o se lo han comentado.

Otras veces es para mejorar la accesibilidad e incluso el confort o la seguridad.

Y además, poder encender luces desde fuera de casa es una funcionalidad muy útil cuando se trata de simular la presencia o mejorar la accesibilidad de los invitados.

A continuación, te dejo las principales peticiones de domotización de luces que nos solicitan para que tengas una lista más o menos completa de lo que se puede hacer con la domótica.

El tiempo que nos quitan las luces

Te propongo un ejercicio: durante un día intenta ser consciente de cuántas veces vas al interruptor expresamente a encender o apagar una luz.

Si vives en compañía pídeles que realicen el mismo ejercicio simplemente para que podáis reflexionar sobre el tiempo que ahorraríais si no existiera esa necesidad.

Sin intención de spoilear, lo que vas a descubrir es que dedicáis más tiempo del que sois conscientes en esta tarea.

Encender luces con el móvil

La primera gran ventaja de domotizar las luces es poder controlarlas desde el teléfono móvil.

Te pongo unos ejemplos que seguro te resultan familiares:

  • Dejar la luz de la habitación encendida para poder ir a apagar el resto de la casa y no quedarte a oscuras.
  • Apagar las luces e ir a la habitación usando la linterna del móvil.
  • Acostarte y darte cuenta de que hay una luz encendida.
  • Tener que acompañar a tu hijo a encender la luz del baño porque tiene miedo a la oscuridad.

 

Seguramente podríamos escribir más ejemplos, pero todos tendrán algo en común: ir expresamente a encender o apagar una luz.

Ahora es cuando se te ilumina la bombilla (y nunca mejor dicho), ¿qué pasaría si pudieras controlar las luces a distancia? ¿Cuánto tiempo y desplazamientos te ahorrarías?

Poder encender luces con el móvil te da libertad.

Programar encendido y apagado de luces

La segunda gran ventaja de la domótica es poder programar el encendido y apagado de luces.

Y esto lo notarás al poco tiempo de haber instalado tu sistema domótico, ya que durante las primeras semanas serás muy consciente del uso que le das a cada luz.

Es en este punto donde entras en la fase de “despreocupación” sobre el control de algunas luces y esto es gracias a que ahora tienes un dispositivo para encender y apagar luces a distancia que descentraliza los interruptores.

Al comprender de forma inconsciente que no necesitas desplazarte para encenderlas o apagarlas, ahora tu mente hace un segundo click y entiende que la luz siempre se va a encender y apagar dentro de la programación que has realizado, dando como resultado que dejas de pensar en ello.

Un par de ejemplos de uso podrían ser:

  • Apagar las luces del balcón a media noche.
  • Encender una lámpara de compañía por la tarde.
  • Encender el árbol de navidad a las 20hs y apagarlo a las 23hs.
  • Encender las luces del jardín hasta las 2 de la mañana.
  • Encender una luz cuando estás fuera de casa.

 

Cuando lo experimentas de primera mano… la sensación es indescriptible.

Encender las luces con la puesta de sol

Otra de las solicitudes que recibo es la de poder encender las luces cuando se va el sol y apagarlas cuando vuelve.

Este tipo de programación no se puede hacer con un horario fijo, ya que cada día amanece y anochece a una hora diferente y va variando en función de la estación del año.

Poder controlar las luces en base a la posición del sol es una ventaja en muchas situaciones.

Encender luces desde fuera de casa

También, una petición que está pegando fuerte últimamente, es la posibilidad de encender luces desde fuera de casa.

Esto es algo muy interesante porque nos da un punto más de seguridad en nuestra vivienda.

Además, si lo combinas con música y las persianas, puedes simular la presencia y recrear una escena totalmente cotidiana cuando estás de vacaciones.

Existen varias formas de encender las luces desde fuera de casa, te las enumero:

  • Instalando un dispositivo para encender y apagar luces, cuando estés fuera puedes hacer cambios de forma manual. No requiere nada especial, solo que puedas controlar las luces por internet desde tu móvil.
  • Programar el encendido y apagado de varias lámparas para que a determinada hora realicen la acción, tal y como lo harías en un día normal. Esta solución te libera de estar pendiente de tener que encenderlas y apagarlas.
  • Grabar tu actividad diaria y luego reproducirla. Este tipo de simulación es la más potente de todas, ya que literalmente reproduce tu estilo de vida. Por supuesto es la más compleja y supone un coste adicional, ya que necesitarás disponer de un servidor o controlador domótico.

Dispositivo para encender y apagar luces

Para poder encender y apagar las luces desde fuera de casa puedes instalar un relé inalámbrico, un enchufe Wi-Fi o un portalámparas Wi-Fi.

Shelly 1El relé inalámbrico se instala en las cajas de conexiones y necesitas tener conocimientos de electricidad para realizar las conexiones correctamente sin saltarte la normativa española.

Si no te sientes seguro de poder instalarlo correctamente nosotros podemos ayudarte.

 

 

Shelly PlugUn enchufe Wi-Fi, es un dispositivo domótico que se enchufa a la pared y luego puedes enchufar una lámpara auxiliar.

Su instalación es sencilla y no requiere ningún conocimiento de electricidad.

 

 

 

LoratapOtra forma es utilizar un portalámparas Wi-fi. En este caso se instala en la propia lámpara y sobre él, la bombilla.

El inconveniente es que si alguien apaga la lámpara desde el interruptor, este dispositivo deja de funcionar.

 

Cuando conectas dispositivos domóticos a tu red wifi debes considerar los requisitos de la misma para no tener problemas de conexión.

Encender las luces cuando llegamos a casa

Esta automatización es muy interesante porque nos permite llegar a casa a lo grande.

Ya sea por la detección de nuestra presencia o por la apertura de la puerta, entrar en tu casa y que se encienda la luz del recibidor y la del salón forma automática es un aumento en el confort que en pocos días empiezas a notar.

También se puede hacer por geolocalización.

Por ejemplo, cuando llegas a tu segunda residencia, la domótica te ayudará encendiendo las luces para recibirte.

Además de que puede hacer otras cosas para poner en marcha tu casa como levantar las persianas, correr las cortinas o encender la calefacción si es necesario.

Una gozada, porque cuando te vas el proceso se ejecuta a la inversa y se vuelve a repetir en tu casa habitual.

Casi casi como tener un mayordomo.

Encender las luces al pasar

Sin duda esta automatización es muy conocida y la podemos ver implementada en parkings, escaleras y pasillos.

Pero no te detengas allí.

Yo en mi casa tengo detectores de movimiento en todas las habitaciones.

La principal mejora es que ya no es necesario encender ni apagar la luz al pasar o al entrar en alguna habitación, porque la luz se encenderá al detectarnos el sensor.

Lo que significa que los niños ya no tienen miedo de ir solos al baño o a su habitación porque ahora se enciende la luz.

Conclusión

Como ves, contar con luces domóticas en casa te facilita la convivencia, te hablo por experiencia. El poder encender luces desde fuera de casa te da un control sobre tu vivienda que de otra forma no puedes tener.

Así que si quieres encender las luces exteriores cuando no estás en casa o encender una lámpara auxiliar para crear la sensación de que la casa no está vacía, podrás hacerlo con cualquiera de las tres formas que te he comentado antes.

Las posibilidades son muy variadas y seguramente hay muchas que me he dejado por explicar.

¿Se te ocurre alguna?

Compartir

Comentarios

  1. Sebastià Padrós 5 de abril de 2022 at 20:28 - Reply

    Me interesa algun dispositivo que me asegure que, en caso de dejarme una luz encendida, esta se apagarà al cabo de un tiempo preestablecido, por ejemplo al cabo de media hora.

    • Nacho Badia 6 de abril de 2022 at 09:48 - Reply

      Hola Sebastià, para dicha función necesitarás una central domótica que controle el tiempo de encendido, de tal forma que cuando la luz se enciende comience un temporizador que la apague al finalizar. De esa forma se puede variar el tiempo de apagado de cada luz. Además definir un apagado nocturno general es una buena opción.

¿Quieres domotizar tu casa?

Hola, soy Nacho Badia. Ayudo a las personas instalando sistemas domóticos para que puedan encontrarse más a gusto en su casa. Mi única pregunta es, ¿quieres que te ayude?

Si! ayudame
Sobre mí
Sobre mí
Amante de la tecnología. En mis años de vida laboral he tenido la oportunidad de invertir la mitad del tiempo de cara al cliente y la otra mitad desarrollando servicios al mismo.

He aprendido que, independientemente del área de trabajo, la finalidad es conseguir su satisfacción y su confianza, imprescindible para que nuestra empresa se convierta en su primera elección.

Por esta razón, cada uno de los proyectos en los que participo son diseñados y desarrollados para conseguir la mejor experiencia por parte del usuario.