La domótica es fácil de entender y sencilla de usar

La domótica es sencilla de instalar y usar
La domótica es un sistema sencillo de instalar y de usar. Podemos vincular todo el sistema de formas diferentes y coordinar todo con los asistentes virtuales como Alexa o Siri.

La domótica es sencilla de instalar y de usar.

Es verdad que hay automatizaciones complejas, pero todo se reduce a saber exactamente lo que necesitas.

Puedes vincular todo el sistema mediante WiFi, Zigbee o Z-Wave y coordinar todo con un controlador domótico central o los asistentes virtuales como Alexa o Siri.

Además, puedes controlar todos los elementos de la domótica por medio de tu teléfono móvil, Tablet e, incluso, tu ordenador personal.

En este post ampliaré las bondades de la domótica, como es el ahorro energético, económico, la comodidad y la seguridad, sin olvidarnos de la accesibilidad para las personas con movilidad reducida.

La domótica es sencilla

Llamamos domótica a aquellos sistemas capaces de automatizar una vivienda, dando servicios en cuanto a gestión energética, seguridad, bienestar y comunicación, pudiendo estar integrada por medio de redes interiores y exteriores de comunicación, cableadas o inalámbricas.

Su manejo cuenta con cierto control tanto dentro como fuera de casa.

Este concepto viene unido por las palabras domus (casa en latín) y autónomo (del griego “se gobierna a sí mismo”)

Beneficios en ahorro energético y programación

La domótica te puede ayudar a ahorrar energía, pero es como todo, lo importante no es sustituir todos los aparatos, sino lograr consumir mejor y menos para conseguir una gestión eficiente.

Sin dudarlo, la domótica te da una gran ventaja en el ahorro.

Confort

Con confort nos referimos a todo aquello que hace que pueda mejorar tu comodidad en casa.

Pueden tener carácter pasivo, activo o mixto, en función de la tarea que realice la domótica.

Seguridad

Consiste en tener un sistema de seguridad que protege tanto a las personas que viven en la casa como los objetos que se albergan en ella.

Accesibilidad

Aquí entrarían todas las aplicaciones e instalaciones por control remoto del entorno del hogar que favorece la autonomía personal de personas con ciertas limitaciones funcionales o discapacidad, es decir, personas con movilidad reducida.

La domótica es sencilla porque está orientada para ser algo diseñado para todos y crear la sensibilidad necesaria para que, mediante su funcionamiento, pueda tener en cuenta las necesidades de todos los usuarios, incluyendo a personas con movilidad reducida o discapacidad.

La inclusión social y la igualdad son el referente para la domótica, haciendo que se pueda favorecer la accesibilidad como un elemento ético y creativo y usando la aplicación de la tecnología para conseguirlo.

Mediante la domótica, podemos suplir las limitaciones funcionales de las personas, incluyendo a personas discapacitadas o personas mayores.

Su objetivo no es que puedan acceder a estas tecnologías (la tecnología en sí no es un objetivo), sino un medio para vivir mejor. Su fin es favorecer la autonomía personal, sea para quien sea.

Un sistema domótico sencillo para personas con movilidad reducida ha de recoger:

El uso de dispositivos smart y domótica

La posibilidad de controlar tu casa desde el smartphone o Tablet es una posibilidad real, gracias a las apps y el WiFi.

Existen muchas aplicaciones ya diseñadas para vigilar viviendas inteligentes, incluso hay sistemas de seguridad que se instalan hoy en día en viviendas que cuentan con el software necesario ya instalado.

Las nuevas tecnologías han fortalecido las comunicaciones, haciendo que nuestro día sea más sencillo y cómodo. Ejemplo de ello son instalar aplicaciones móviles para controlar cada elemento de la domótica, desde el ahorro energético hasta los comandos de voz, así como los asistentes virtuales.

El control de voz aplicado a la domótica

En conclusión

La domótica es un sistema sencillo de usar gracias a las aplicaciones móviles mediante Wifi o Bluetooth, su instalación no es complicada y tiene múltiples ventajas para ayudarnos en nuestro día a día en casa.

Permite, entre sus beneficios, un ahorro energético y económico, dar ayuda en seguridad, lograr una mayor comodidad y que sea un hogar funcional.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de las personas con movilidad reducida y personas mayores, y la gran ayuda que suponen los asistentes virtuales y la domótica para ellos.

Gracias a los controles por voz su vida y la vida de todos, en general, con la domótica es más sencilla y cómoda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Buenas! Soy Nacho ¿puedo ayudarte en algo?