Cómo ayudan los asistentes virtuales a mejorar la movilidad reducida

Cómo los asistentes virtuales mejoran la movilidad reducida
Los asistentes virtuales se convierten en tu aliado cuando tienes movilidad reducida y se los conecta a la domótica del hogar.

Las personas con cierta discapacidad o movilidad reducida tienen, en ocasiones, dificultades para realizar una serie de tareas o actividades en su vida diaria de forma independiente.

Incluso hay veces que necesitan la ayuda de un cuidador.

La domótica puede convertirse en un aliado cuando sufres de alguna lesión que te impida moverte con facilidad, incluso llegando a disminuir la autonomía y aumentando la dependencia de una tercera persona.

Un sistema de automatización del hogar o domótica, se considera una tecnología de asistencia para personas con movilidad reducida.

Esto es así porque ayuda a realizar tareas y funciones cotidianas de manera más fácil.

Cuando planeo una instalación domótica dedicada a facilitar la movilidad me aseguro que ésta tenga una amplia gama de características y usos que puedan ayudar a la persona que requiera la accesibilidad.

El gestionar los electrodomésticos, luces del hogar, ponerse en contacto con el médico o controlar todo tipo de dispositivos en casa de forma simple debe ser siempre la prioridad.

Incluso poder acceder a las redes sociales, algo tan habitual, debe ser sencillo y fácil.

La domótica podríamos definirla como el conjunto de servicios dado por unos sistemas tecnológicos e informáticos que están integrados en la casa u otros lugares de índole público o privado, que nos ayudan en las tareas diarias y mejoran la calidad de vida; ya no sólo a las personas sin ningún tipo de problema de movilidad, sino también a personas dependientes como a aquellas personas que se encargan de su cuidado.

El gran salto en la accesibilidad viene dado por la integración de asistentes virtuales en la instalación.

Los asistentes virtuales te permiten realizar tareas diarias sin necesidad de desplazarse, sin mandos a distancia y con comodidad.

¿Qué es un asistente virtual?

Podemos resumir que un asistente virtual es un software de inteligencia artificial (IA) con el que podemos interactuar por voz a través de altavoces o dispositivos móviles.

Con esta inteligencia podemos controlar y pedir casi de todo, consiguiendo que nos ayude y responda a nuestras necesidades.

Hoy en día, por medio de un altavoz inteligente y conectado a la red, se puede controlar diferentes elementos del hogar, logrando así controlar la domótica de casa.

Hoy en día, la domótica y los asistentes virtuales, se han convertido en un referente y necesidad para personas con movilidad reducida o discapacidad, fomentando la accesibilidad para satisfacer su necesidades de la unidad familiar dentro del hogar.

Permite mayor independencia y capacidad resolutiva en la vida diaria, así como navegar por redes sociales o buscar por internet.

Existen asistentes virtuales como Alexa, Google Home o Siri, que permiten su vinculación con la domótica del hogar (aparte de otras tareas).

Qué permite hacer la domótica

Con la domótica puedes controlar luces sin tener que desplazarte o usar un mando a distancia, también sabrás si están encendidas, apagadas o regularla.

Igualmente, puedes subir y bajar persianas y toldos sin necesidad de realizar una acción manual.

Para realizar todo esto basta con pedirlo a tu asistente virtual, mediante la voz, y él ejecutará el trabajo por nosotros.

De igual manera, puedes saber si una ventana está abierta o cerrada, cerrar una puerta con cerradura electrónica, realizar llamadas o enviar mensajes a tus conocidos sólo con la voz.

Los asistentes virtuales buscan que, sin necesidad de hacer esfuerzos, puedas interactuar con tu casa mediante un controlador domótico, que es la que se encarga del control.

Esto desencadena en un aumento de calidad de vida, tanto si tienes movilidad reducida como si te encuentras en un período de recuperación tras una lesión o simplemente deseas ese plus de comodidad.

Personas mayores

Muchas veces con problemas de movilidad o pérdida de fuerza.

Es una realidad y todos llegaremos a ese momento en que nos resulte complicado, por ejemplo, abrir una persiana.

Yo lo veo con mis abuelos.

Domotizar las persianas y añadirlas a un asistente virtual les ha eliminado la preocupación de no poder hacerlo, porque que ahora lo piden al altavoz inteligente.

Y como este ejemplo hay muchos otros, todos destinados a facilitarle a las personas mayores el día a día, permitiéndoles seguir viviendo sin asistencia en su casa.

Enfermedades degenerativas

La domótica te posibilita usar las opciones de manera progresiva.

Esto quiere decir que, el tener un sistema domótico en tu casa, no implica que debas dejar de utilizar los interruptores de las luces.

Sin embargo, a medida que vas perdiendo movilidad o autonomía, encontrarás en el asistente virtual el apoyo extra que necesites en cada momento.

Discapacidad

Son esenciales los sistemas de control del entorno cuya finalidad es controlar los elementos domésticos y laborales.

Ya sea gestionando todo el entorno, como la iluminación o la calefacción, o simplemente mejorando el acceso a la información.

Beneficios de la domótica en personas con movilidad reducida

Adaptar la domótica a las necesidades requeridas puede aportar muchos beneficios.

Te dejo algunos ejemplos:

  • Aumentar el grado de autonomía.
  • Facilitar el desarrollo social y laboral, mejorando las posibilidades de comunicación y realización de actividades de la vida cotidiana.
  • Incrementar el deseo de un proceso de rehabilitación, consiguiendo las mejoras funcionales en su vida diaria.
  • Reduce el coste asistencial cuando es necesaria la labor de un cuidador en el entorno familiar y del hogar.
  • Aumentar la calidad de vida de las personas con discapacidad.
  • Mejorar la respuesta ante situaciones imprevistas o de emergencia.
  • Aumentar la autoestima, puesto que se puede hacer un alto número de tareas o actividades sin necesidad de tener que contar con una segunda persona.
  • Reducir la necesidad asistencial, mejorando la calidad de vida y la del entorno (familiares, cuidadores).

Cada vez más personas con movilidad reducida usan asistentes virtuales

Cada vez más personas con movilidad reducida acuden a asistentes virtuales como Google Home, Siri o Alexa para tener una ayuda extra en su día a día gracias a la conexión que ofrecen con la domótica de la casa.

La tecnología y la inteligencia artificial tienen mucho que ofrecer a las personas con algún tipo de discapacidad gracias a la evolución de la accesibilidad.

No se trata sólo de innovaciones, sino de ofrecer una solución para personas que necesitan mejorar sus vidas y que han encontrado en los asistentes virtuales un apoyo increíble.

En este post ya has comprobado que la asistencia virtual junto con la domótica presta una serie de beneficios cuando se tiene problemas de movilidad, ya no sólo a nivel operativo o para moverse, sino también en cuanto a la comunicación, el control de su hogar y el ocio.

Sin olvidarnos, por supuesto, de los beneficios a nivel psicológico y social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Buenas! Soy Nacho ¿puedo ayudarte en algo?