Guía sobre la domótica sin obras

Publicado el 13 de febrero de 2021
Página de inicio / Blog / Guía sobre la domótica sin obras
La domótica sin obras es posible

Hace un tiempo vivíamos en un piso bastante viejo.

Fue allí donde comencé mi camino hacia lo que se ha convertido en mi profesión: la domótica.

Durante el período de aprendizaje pude experimentar, y todavía sigo haciéndolo, con diferentes dispositivos e incluso he llegado a montar un prototipo de enchufe inteligente.

Pero, sobre todo, lo que más me marcó fue la limitación de no poder hacer obras.

Como te comentaba, el piso era bastante antiguo y había otro detalle a tener en cuenta, mi casa era de alquiler.

Muchas veces no se trata de tener o no el dinero para pagarlo, hay veces que entran otros factores en juego.

Con este artículo quiero contarte que es posible domotizar una casa sin realizar obras.

Instalar domótica en casa

Cuando se dice que para automatizar tu casa es necesario hacer obras, o que la domótica hay que implementarla en la construcción de la vivienda, es porque hay ciertos sistemas (persianas, calefacción, cuadro eléctrico, etc.) que si no están instalados de determinada manera dificultan la instalación de los sistemas domóticos.

Por poner algunos ejemplos.

Para poder motorizar las persianas debe llegar electricidad hasta ellas.

La calefacción debe tener un colector accesible además de electricidad.

O el cuadro eléctrico debe tener espacio para poder ampliarlo.

En las construcciones de los últimos 15 años es normal encontrarse con este tipo de instalaciones.

Incluso si tu persiana no tiene motor es posible que exista un tubo para llevar la electricidad hasta allí.

Pero, ¿qué pasa con el resto?

Aquí es cuando entra la pericia y el buen hacer de la empresa instaladora.

A nadie le gusta ver como un técnico pasa de malas formas el cable hasta donde se encuentra el router, ni las manchas de dedos en las paredes ¿verdad?

El que tu persiana no tenga electricidad o tu calefacción no tenga un colector accesible no significa que no puedan hacerse las cosas.

Y por supuesto, no significa que haya que hacer obras para solucionarlo o que suponga un sobrecoste exagerado.

Cuando me piden un presupuesto para domotizar una casa, comento con mis clientes la mejor forma de proceder, siempre tengo en cuenta todas estas incógnitas y por ello siempre considero necesario hacer una visita técnica.

Sería muy descuidado por parte de cualquiera decirte que puede domotizar tu casa por 1.200€ y luego encontrarte la sorpresa de que la mitad de cosas no se pueden hacer como pensabas o que cuesta tres veces más de lo presupuestado.

Domótica sin obras ¿significa sin cables?

La respuesta rápida es no.

Existen diferentes métodos para domotizar una casa, algunos son mediante cable, otros son inalámbricos y otros combinan ambos.

Es muy posible que existan sistemas que debas domotizar por cable y otros que puedan hacerse sin ellos.

También dependerá de lo crítico que sea la instalación y la estabilidad que desees tener.

Pero es cierto es que los dispositivos inalámbricos son una opción muy válida para domotizar tu casa sin obras.

Si ya estás de reformas te dejo unos tips para que la domotización sea más sencilla.

Protocolos inalámbricos a nuestra disposición

Existen diferentes formas de instalar domótica de manera inalámbrica.

Sin entrar demasiado en detalle, te mostraré los más utilizados para que puedas reconocerlos cuando te hablen de ellos:

  • Wifi, esta es la conexión inalámbrica conocida por todos. Engloba muchísimos protocolos diferentes que no es necesario mencionar en este momento.
  • Z-Wave es un protocolo de comunicaciones inalámbricas de bajo consumo creado por la empresa Silicon Labs. Al tratarse de un producto bajo licencia suele tener un coste más elevado. Lo utilizan empresas reconocidas, algunas son Samsung, Somfy, Fibaro o Logitech.
  • Zigbee es un protocolo de comunicaciones inalámbricas de bajo consumo y código abierto gestionado por la Zigbee Alliance. Al tratarse de un estándar de código abierto ha tenido una gran expansión y empresas como Ikea, Philips, o Belkin lo utilizan en sus productos.

 

La ventaja de los protocolos de bajo consumo como Z-Wave frente al wifi, además de la obvia sobre el consumo, es que estos crean una red inalámbrica donde cada uno de los dispositivos se conectan a todos los demás que tengan a su alcance, por lo que se puede escalar de forma rápida y sin problemas de cobertura.

El principal problema de Z-Wave y Zigbee es que necesitas un controlador, como el router de la wifi, para poder conectarte a ellos.

Esto te obliga a tener un aparato extra.

Además, al no ser compatibles entre ellos no puedes combinarlos sin poner un hub para cada tipo o instalar con controlador domótico compatible con las dos frecuencias.

Respecto a usar la wifi para la domótica de tu casa, el principal inconveniente es lo saturada que está la frecuencia, además que el consumo energético no lo hace muy amigo de los dispositivos con batería.

A continuación, veremos cómo solventar estas barreras.

¿Vale la pena domotizar mediante la wifi?

Debo decirte que una forma rápida y barata de instalar domótica es conectar los gadgets utilizando la wifi de tu casa.

Así comencé yo, con wifi y sin realizar obras. Sin embargo, con el tiempo me di cuenta que la Wi-FI para la domótica en casa debe cumplir unos requisitos básicos.

Como te mencionaba antes, el problema está en que la capacidad de la wifi se ve reducida notablemente cada vez que añades un nuevo dispositivo.

En mi caso, cuando llevaba diez, me era casi imposible ver un capítulo en Netflix sin cortes.

Para solucionarlo opté por instalar un punto de acceso para ampliar la señal.

Concretamente el modelo Unifi nanoHD porque trabaja en paralelo con todos los dispositivos conectados, así que no pierdes ancho de banda.

Aunque actualmente tengo dispositivos de los tres tipos de señal inalámbrica, esta instalación todavía me funciona correctamente.

Baterías sí, baterías no

En el mercado encontrarás muchos dispositivos domóticos que funcionan con pilas o baterías recargables.

La principal ventaja es que no necesitas enchufarlo a la corriente.

Lo instalas y te olvidas… por lo menos hasta que tengas que reemplazar la pila o cargar batería.

Me explico con un ejemplo: puedes poner un sensor de puertas y ventanas que también detecte el nivel de luminosidad de la habitación y la temperatura.

A la práctica está muy bien, sin embargo, ¿qué sucede si te quedas sin batería?

Los accesos dejan de estar protegidos, el termostato deja de saber si hace frío en la habitación y el sensor de luz no sabe si es de noche o de día.

Es posible que para ti no sea algo crítico, así que únicamente deberás cambiar las baterías cada tres o cuatro meses si son dispositivos wifi, o cada más tiempo si son de bajo consumo.

Sin embargo, si consideras que alguno sí lo es, habrá que buscar otra forma de conectarlo sin usar baterías o separando las funcionalidades en diferentes gadgets.

En mi casa inicialmente tenía todas las puertas y ventanas con conexión wifi y te aseguro que era bastante molesto tener que cambiar las pilas tan a menudo.

Actualmente los he sustituido por unos sensores de contacto de la marca Sensative, que son invisibles y la batería dura 10 años (según dicen ellos).

También tengo detectores de movimiento Zigbee los cuales llevan funcionando más de seis meses y están al 80% de carga.

Ahora estoy a punto de probar unos sensores de temperatura para probar la duración de la batería, también Zigbee, ya que los dos que tengo también son wifi y no duran más de tres meses.

Por mi parte, aun teniendo que cambiar las baterías cada poco tiempo, estoy contento con el funcionamiento de mis sensores wifi y los recomiendo para iniciarse de forma rápida y barata en este mundo.

En conclusión

Como has visto, puedes empezar a domotizar tu casa de una forma rápida y barata.

Puedes hacerlo sin obras y poco a poco ir añadiendo más complejidad a la instalación.

Puede que al principio elijas un método de conexión específico y que con el paso del tiempo descubras que no ha sido acertado, no pasa nada, tienes muchas opciones en el mercado que puedes ir probando poco a poco.

Siempre puedes contar con el asesoramiento de un profesional y en este sentido yo puedo ayudarte.

¿Has domotizado algo en casa?

Cuéntanos tu experiencia, seguro que todos podemos aprender algo nuevo.

Compartir

Comentarios

¿Quieres domotizar tu casa?

Hola, soy Nacho Badia. Ayudo a las personas instalando sistemas domóticos para que puedan encontrarse más a gusto en su casa. Mi única pregunta es, ¿quieres que te ayude?

Si! ayudame
Sobre mí
Sobre mí
Amante de la tecnología. En mis años de vida laboral he tenido la oportunidad de invertir la mitad del tiempo de cara al cliente y la otra mitad desarrollando servicios al mismo.

He aprendido que, independientemente del área de trabajo, la finalidad es conseguir su satisfacción y su confianza, imprescindible para que nuestra empresa se convierta en su primera elección.

Por esta razón, cada uno de los proyectos en los que participo son diseñados y desarrollados para conseguir la mejor experiencia por parte del usuario.