La guía definitiva de domótica en casa

Publicado el 17 de febrero de 2022
Página de inicio / Blog / La guía definitiva de domótica en casa
Guía definitiva de domótica
Tags:

Llevo años volcado en la domótica y, por suerte, en la red se encuentra mucha información, quizás demasiada. Por esta razón he decidido escribir la guía definitiva de domótica en casa y de esta manera tener todo en un mismo sitio.

Si estás comenzando a domotizar tu casa o perfeccionando la domótica instalada, esta guía completa proporciona sugerencias útiles para que consigas tener una casa inteligente de manera sencilla y económica.

Hoy en día comprar un par de bombillas conectadas y un altavoz inteligente no es suficiente para disponer de una casa domotizada.

La Asociación Española de Domótica e Inmótica (CEDOM) contempla 3 niveles de domotización:

  • Básico o nivel 1
  • Intermedio o nivel 2
  • Excelente o nivel 3

Y considera que una vivienda o edificio tiene un sistema domótico cuando se alcanza el nivel 1.

¿Quieres saber cómo domotizar tu vivienda? ¿Quieres poder certificar la instalación? Lee esta guía paso a paso y estarás en camino de convertir tu casa en una casa domotizada de verdad.

¿Qué se puede domotizar en una casa?

Existen un sinfín de aplicaciones que se pueden domotizar en una vivienda.

Pero antes de ponerte a domotizar todo lo que tengas por delante, debes tener claro una cosa: domotizar por domotizar solo sirve para tirar el dinero.

Piensa en el día a día, las rutinas de tu vivienda: qué luces son las que más se utilizan y cuáles son las más propensas a ser olvidadas, por ejemplo.

Sé consciente de las veces que subes o bajas las persianas durante el día y de los ajustes de temperatura.

Una vez que hagas este ejercicio te darás cuenta de las prioridades para domotizar y de los elementos que no son necesarios.

Por ejemplo, tener un sensor de contacto en la puerta te permitirá encender la luz al abrirla. En este caso, el dispositivo de entrada (sensor de contacto) mejora un elemento domotizado (iluminación) reportando un beneficio mayor del que obtenemos sin él (no tener la necesidad de encender la luz manualmente).

Domotizar las luces

Un ejemplo de domotización de luces claramente útil es cuando no hay un interruptor en la zona de paso y este detalle nos obliga a desplazarnos para encender o apagar la luz, lo que supone una completa pérdida de tiempo.

Luces automáticas

En este caso, al igual que en otras situaciones similares, domotizar estas luces es la mejor opción.

Al domotizarlas podremos controlarlas desde el móvil o un centro de control pero lo más importante es que podremos automatizarlas.

A continuación veremos algunos ejemplos de automatizaciones muy útiles:

Encender las luces al abrir una puerta

He visto innumerables veces el ejemplo anterior, en el que falta un interruptor o está mal colocado, en accesos a terrazas y jardines que tienen más de una puerta. En estas situaciones, la solución más práctica es utilizar un sensor de apertura en la puerta de acceso.

Mediante la instalación de un sensor de contacto, se podrá detectar la apertura de la puerta y encender automáticamente la luz que necesitas. De la misma forma, también podrás programar que se apague cuando la puerta se cierre.

Si dejamos la programación tal y como la acabamos de describir, podemos encontrarnos con que la luz exterior se encienda al abrir la puerta también cuando es de día. Si no queremos que esto suceda, se puede añadir un condicional en función de la posición del sol.

De esta forma, si hay luz solar la lámpara no se encenderá al abrir la puerta.

Otra ubicación habitual en la que es interesante este tipo de automatización es el recibidor, de forma que cuando abramos la puerta principal de la vivienda se encienda la luz de entrada o una lámpara auxiliar para iluminar el entorno.

Luego, al cerrar la puerta, se puede programar que estas luces se apaguen a los 30 segundos o tras pasar el tiempo que más nos convenga.

Dos aplicaciones interesantes ¿verdad?

Encender luces al pasar

Otra modalidad que sirve para subsanar el problema del interruptor mal colocado es usar detectores de presencia para encender las luces al entrar en la habitación.

El inconveniente de este tipo de interruptores automáticos es que no distinguen entre una persona o el reflejo de luces de un coche al pasar, por lo que su uso en exteriores es bastante limitado.

Encender luces a una hora determinada

Otra forma de aprovechar al máximo la domotización de una luz es poder programar su encendido y apagado.

Poder definir un rango horario de encendido de las luces exteriores nos libera de tener que hacerlo nosotros.

Lo más interesante de esta opción es que nos protege frente a olvidos de luces encendidas que suponen un gasto extra.

Luces regulables

La segunda gran ventaja de domotizar las luces es la posibilidad de utilizar luces regulables.

Poder regular una lámpara nos permite disponer de bombillas más potentes y utilizar únicamente la intensidad de luz que necesitemos en cada momento.

Normalmente en mis instalaciones realizo la siguiente configuración:

  • Durante todo el día funcionan al 60%
  • En momentos determinados (por ejemplo cuando hay visitas), se suben al 100%
  • Por la noche se bajan al 5%

De esta forma, puedes conseguir tres ambientes bien definidos y para usos diferentes sin necesidad de cambiar las bombillas.

Piensa un momento en ello.

Cada día a las 21:00h se automatiza la disminución de la intensidad al 5%. Y de la misma forma, cada día a las 08:00h se vuelven a regular al 60%.

Y tú no tienes que hacer nada. Solo en momentos puntuales en los que lo necesites puedes regularlas manualmente desde el móvil o puedes pedírselo a tu asistente virtual favorito.

Es como vivir en la casa del futuro.

Control de encendido

La tercera gran ventaja que consigues al domotizar una luz o lámpara es la posibilidad de controlar cuándo se enciende y durante cuánto tiempo lo hace.

¿Y esto para qué sirve? La respuesta es muy fácil: para ahorrar.

Quizás hayas hecho tus cálculos o hayas leído sobre el gasto real que tienes con una bombilla de luz y el importe te parezca bajo como para hacer algo al respecto.

Sin embargo, el desperdicio de electricidad en luces encendidas de forma innecesaria día tras día se puede transformar fácilmente en 10 euros al mes.

Y esos 10 euros cada mes se traducen en 120 euros al año.

Ya no parece un importe tan bajo, ¿verdad?

Yo utilizo tres métodos para evitar gastos innecesarios:

Impedir que una luz se encienda cuando hay sol

Por muy obvio que parezca, bloquear el encendido de luces cuando hay luz solar es una práctica cada vez más habitual en las instalaciones que realizo.

Parece impensable el encender luces de día, pero siempre alguna se escapa, y es en esos descuidos cuando comenzamos a gastar electricidad sin necesidad y sin darnos cuenta.

Este control de encendido funciona en conjunto con los dos siguientes:

Impedir que los niños jueguen con las luces

Bloquear el encendido de tus luces puede evitar que tus hijos pequeños jueguen con ellas.

Cuando los niños tienen una altura que les permite alcanzar los interruptores suele aumentar también el consumo de electricidad. Si puedes bloquear el interruptor, el/la peque se cansará de accionarlo al ver que no responde y buscará otro entretenimiento. En cualquier momento puedes volver a activarlo y desactivarlo a través de tu propio móvil.

Yo lo he vivido en primera persona, como he explicado alguna vez, y poder bloquear el encendido me ayudó a frenar los consumos extras.

Impedir que una luz se encienda por descuido

¿Cuántas veces has salido al balcón y has visto las luces encendidas? Seguro que más de las deseadas.

Por ello, controlar el encendido de tus luces exteriores o de altillos mediante un control de luz solar y/o un bloqueo del interruptor es básico cuando se trata de controlar el consumo eléctrico en nuestra vivienda.

Ten en cuenta que, como te comentaba antes, esos olvidos son los que al final de mes hacen que tu factura de la luz se incremente sin razón alguna.

Domotizar ventanas

Otro elemento principal que se puede domotizar son las ventanas. Al hacerlo podemos conocer su estado, es decir, si se encuentran abiertas o cerradas.

Conociendo su estado, o el cambio del mismo, podemos desencadenar acciones cuando se detecta algún evento.

También es posible manipularlas de forma remota y controlar así la temperatura interior.

Abrir y cerrar una ventana

En el mercado ya puedes conseguir ventanas motorizadas e incluirlas dentro de tu sistema domótico.

Éstas, bien configuradas, permitirán circular el aire para regular la temperatura de manera eficiente y evitar el uso de climatizadores. En consecuencia, te proporcionan un mayor ahorro energético.

Además, puedes encontrar motores de cadena que te permiten abrir y cerrar cualquier ventana y que, una vez instalado, se domotiza como una persiana tradicional.

Control de apertura

Si controlamos el estado de apertura de una ventana podemos desencadenar eventos como, por ejemplo, el apagado de la climatización de forma automática. De esta forma, si nos hemos dejado la ventana abierta se apagará el aire acondicionado o la calefacción evitando un gasto innecesario.

Si tienes todas las ventanas domotizadas puedes ver desde cualquier lugar si están abiertas o cerradas. Esto es una ayuda cuando nos entra la duda de si hemos cerrado todo o nos hemos dejado alguna ventana abierta cuando salimos de casa.

Además, sirve de línea de información frente a intrusiones no deseadas: si se abre una ventana cuando no estás en casa recibes una notificación en tu móvil.

Domotizar las cortinas

Domotizar las cortinas te permite ahorrar en la factura de electricidad y gas, ya que pueden ayudarte a controlar el nivel de luz y asistir a los equipos de climatización.

En el mercado puedes encontrar cortinas enrollables motorizadas, tipo estor, o carriles de movimiento lateral que puedes domotizar como una persiana utilizando un roller shutter tradicional.

Además de las ventajas anteriormente mencionadas, hay que destacar el aumento de la comodidad al poder programar su apertura o cierre en función de la necesidad.

Domotizar las persianas

Tener las persianas domotizadas te proporciona beneficios en el aumento de confort y la seguridad.

Percibes el aumento de confort cuando recuerdas que han pasado semanas desde la última vez que abriste o cerraste una de ellas.

Aumenta la seguridad al poder simular la presencia y al poder recibir una notificación en caso de apertura cuando no estamos en casa. Esto, junto al control de apertura de las ventanas, forma la primera línea de defensa e información de tu vivienda.

Porque si recibes la notificación de apertura de la persiana cuando no hay nadie en casa y justo después te llega la notificación de apertura de la ventana, se trata de una clara intrusión en la vivienda.

Cuánto cuesta motorizar una persiana

De media motorizar una persiana estándar cuesta 230 euros.

Este importe puede variar en función de la zona en la que vivas, el profesional que elijas y los materiales utilizados pero es un buen importe para hacer tus cálculos.

Recuerda que siempre hay que motorizar las persianas con interruptores mecánicos (los de toda la vida), ya que si utilizas motores con mando por radiofrecuencia (RF) será muy difícil incluirlos en tu sistema domótico.

De forma excepcional, los motores de persianas de la marca NICE funcionan con mandos RF y son 100% compatibles con la central Fibaro / Yubii, así que es una opción a considerar si no quieres realizar regatas para el cableado del interruptor.

Cuánto consume una persiana motorizada

Como he comentado en otras ocasiones, el consumo de una persiana es insignificante respecto al ahorro mental de tener que abrirlas y cerrarlas cada día.

En mi casa, abrir cerrar las seis persianas me cuesta 0,14 euros al mes, pero el no tener que pensar en ellas me da mucho más ahorro mental que el gasto que supone.

Automatización de apertura y cierre

Para sacar el máximo provecho a una persiana motorizada debes poder crear automatizaciones de apertura y cierre con funcionamiento autónomo.

De esa forma, al domotizar una persiana reportará todo el beneficio posible.

Automatizar apertura y cierre con el sol

Abrir las persianas por la mañana para despertar con luz solar te ayuda a despertar de forma natural.

Esto es así porque la luz provoca que nuestro cuerpo disminuya su producción de melatonina, la hormona encargada de regular los ciclos de sueño-vigilia, por lo que el despertar y la puesta en marcha de nuestro ciclo diurno se realiza más rápido.

Cerrar las persianas de forma automática cuando se pone el sol te permite no pensar en ello, ya que las persianas se cerrarán incluso cuando no estás en casa. Además, sin necesidad de variar el horario, ya que por ejemplo en verano se cerraran a las 20:25 mientras que en invierno lo harán a las 17:50.

También, ligar el cierre automático al nivel de luz exterior, te permite mejorar la privacidad evitando que tus ventanas se conviertan en escaparates incluso con las cortinas.

Domotizar la calefacción

Otra aplicación a domotizar que nos reporta un ahorro desde el minuto cero es la calefacción.

Con un termostato inteligente y válvulas conectadas puedes zonificar tu vivienda y calentar unicamente lo que se necesita, limitando el consumo a las areas frias de la vivienda.

Termostatos conectados

Un termostato contectado te permite controlar la calefacción de forma remota o delegar su gestión a un sistema domótico interconectado con el resto de aplicaciones de la vivienda.

De esta forma el cerebro de la casa decide si debe apagarla cuando, por ejemplo, la ventana de la habitación lleva abierta más de 5 minutos.

También puede decidir ponerla en marcha cuando detecta que has salido del trabajo y estás de camino.

Controlar la calefacción desde fuera de casa

Otra ventaja es poder controlarla desde fuera de casa, muy útil cuando vuelves de viaje y quieres que esté caliente cuando llegues.

O cuando vas a tu segunda residencia y quieres empezar a calentarla uno o dos días antes.

Existen muchos termostatos conectados, sólo segurate que puedes conectarlo al sistema central de tu vivienda para poder sacarle el máximo partido.

Calefacción por zonas

La calefacción por zonas es el pilar principal de ahorro en una vivienda, ya que se da por hecho que hay que calentar toda la casa cuando lo normal es que se necesite calor en una o dos areas.

El resto es energría desperdiciada.

Aumentar la eficiencia y ahorrar hasta un 30% zonificando la calefacción

Al zonificar la calefacción logras aumentr la eficiencia del sistema y por lo tanto logras aumentar el ahorro.

En España el ahorro total al mes ronda el 30%. Esto significa que en lugar de pagar al mes 100 euros pagarías 70 euros.

Existen dos métodos para zonificar la calefacción de tu vivienda:

  1. Valvulas conectadas en los radiadores.
  2. Actuador térmico en el colector general de la calefacción.

Las primeras son válvulas motorizadas que reemplazan a las que tienen los radiadores. Funcionan con baterias recargables que duran un par de meses dependiendo del uso y como punto negativo hay que destacar el ruido que hacen al abrir o cerrar.

La segunda opción es colocar actuadores térmicos en el colector de la calefacción. Estos actuadores son silenciosos, no llevan batería ya que se manipulan con un interruptor conectado, como si de una luz se tratara.

La complejidad de los segundos radica en crear las automatizaciones necesarias para el correcto funcionamiento junto al termostato conectado y los sensores de temperaturas repartidos por las diferentes zonas climatizadas.

Nosotro tenemos mucha experiencia con ellos, así que podemos ayudarte.

Domotizar Puertas

Domotizar las puertas de tu vivienda aumenta la seguridad de la misma.

Poder conocer si está cerrada o abierta le permite al sistema domótico actuar en consecuencia. Ya sea para encender una luz cuando entras en casa o sales a la terraza , o para enviar notificaciones de apertura cuando la casa esté vacía.

También puede apagar el aire acondicionado si detecta que la puerta del jardín lleva abierta mucho tiempo, lo que se traduce en ahorro a final de mes.

Portero conectado

El portero conectado te da la posibilidad de contestar al telefonillo de tu casa desde cualquier lugar. Esto incrementa la seguridad porque quién ha llamado no notará si estás en casa o no. Luego puedes decidir abrir o no el portal desde la misma aplicación.

Cerradura inteligente

La cerradura inteligente junto al portero conectado son la solución definitiva para controlar el acceso a tu vivienda desde cualquier lugar.

La posibilidad de crear llaves virtuales con fecha de caducidad para compartirla con quién necesites te liberan de la necesidad de crear copias de tus llaves. Podrás dar acceso a tu vivienda a amigos, familiares o trabajadores sin tener que darles las llaves de la puerta y pudiendo darlas de baja en cualquier momento.

Asimismo, si realizas alquileres de corta duración puedes enviarle las llaves virtuales a los inquilinos con la fecha de su estadía y no preocuparte por entregar y recojer la llave física.

Domótica y accesibilidad

Hemos hablado muchas veces de la mejora en la accesibilidad que otorga la domótica.

Hoy en día con el avance y la miniaturización de la tecnología de control somos capaces de controlar toda nuestra vivienda sin necesidad de desplazarnos, manipular o ver los dispositivos.

Tampoco una orden hablada es requerida.

Donde antes había que desplazarse para encender una luz, ahora podemos dar la orden hablada, utilizar nuestro móvil o un mando a distancia.

Cuando antes había que hacer fuerza para abrir una persiana, ahora basta hacer clic o dar una orden al asistente virtual.

Y, mientras que antes había que recordar apagar o encender las luces, o incluso ir a cada interruptor para comprobar si la luz estaba encendida o apagada, ahora se pueden programar las acciones y realizar verificaciones con un comando de voz o verificando el estado en una pantalla interactiva.

O simplemente dejando el control al sistema domótico, que siempre encenderá, apagará y cerrará las diferentes partes de nuestra vivienda tal y como se configure.

Control a distancia

Concretamente, ha quedado patente el hecho que poder controlar los diferentes dispositivos de nuestra vivienda de forma remota, ya sea mediante comandos de voz, botones o desde nuestro móvil, mejoran el acceso y el día a día sobre todo cuando existe alguna dificultad en la movilidad.

Botones del pánico y de servicio

Los botones del pánico pueden ejecutar acciones programadas previamente en nuestro sistema domótico.

Los podemos encontrar en formatos de un solo botón o del tipo mando a distancia con múltiples botones.

Todo para una finalidad: poder ejecutar comandos desde cualquier lugar de nuestra vivienda y facilitarno el día a día.

Control por voz

El auge de los altavoces inteligentes que incorporan un asistente virtual ha permitido mejorar significativamente el acceso al control de la vivienda.

Disponer de un altavoz inteligente te permite realizar verificaciones rápidas con comandos de este estilo:

  • «Alexa, ¿hay alguna luz encendida?»
  • «Oye Siri, ¿la puerta está cerrada?»
  • «Hey Google, ¿las persianas están cerradas?»

Con cada uno de ellos tendremos una respuesta acorde al estado de cada dispositivo.

Algunos asistentes responden con un «Hay dos luces encendidas», otros con «La luz del despacho está encendida, el resto están apagadas», sin embargo lo importante aquí es que conoces al instante el estado de las luces, puertas y persianas o cualquier dispositivo domotizado de tu casa.

Y, al conocer su estado, puedes actuar en consecuencia de la misma manera que lo harías con un botón, pero con la diferencia de que el comando se ejecutaría tras dar una orden hablada:

  • «Alexa, apaga todas las luces»
  • «Oye Siri, cierra la puerta con llave»
  • «Hey Google, cierra la persiana del balcón»

Domotizar con asistentes virtuales

Los asistentes virtuales están cada día más integrados en nuestros hogares, pero ojo: un asistente virtual es lo que su propio nombre indica: un asistente.

¿Con esto qué quiero decir? Que es un error delegar inteligencia o tareas a los asistentes virtuales.

A la hora de domotizar tu casa debes planificar los diferentes sistemas y sus modos de funcionamiento. Crear las rutinas y automatizaciones para luego poder conceder permiso de ejecución a los asistentes virtuales y estos utilizarán las automatizaciones y todos los elementos domotizados de la forma que tú le indiques mediante un comando de voz.

Así que: un asistente virtual es un interruptor que se activa por la voz, por lo tanto, utilizarlo de central domótica unicamente te limitará en las acciones que puedes realizar.

Una vez aceptado este tema, un asistente virtual que pueda manipular toda tu vivienda te da un aumento en la accesibilidad y la comodidad nunca vista hasta ahora por ningún sistema domótico.

Desde poder encender, regular y apagar las luces con la voz hasta ser capaz de abrir y cerrar las persianas sin tener que hacer esfuerzos o sin tener que desplazarte hasta ellas.

Actualmente los tres grandes del mercado son los asistentes virtuales de Amazon, Apple y Google. Los tres funcionan de manera similar, sin embargo el nivel complejidad que aceptan es bastante dispar.

El Asistente virtual de Google es el que, según mi experiencia, puede realizar tareas más complejas. Incluso entiende sinónimos en la mayoría de las veces.

Esto con Alexa o con Siri es impensable.

Sin embargo, tratar con Alexa es mucho más humano que con sus dos homólogos, ya que el poder pronunciar un nombre y no un comando es mucho más fácil de integrar en una conversación.

También dependerá de con cuál de ellos tengas más afinidad.

La seguridad y la domótica

Un pilar sobre el que se sostiene la domótica es la seguridad. Más específicamente, el aumento de seguridad que se consigue tras aplicar correctamente la domotización de nuestro hogar.

Desde la disuasión frente a una posible intrusión y la detección de la misma, a la implementación de mecanismos para el control de fugas de agua y de gas, control de humo e incendios y cantidad de CO2.

Todos ellos conectados a los actuadores pertinentes tales como: sirenas, cámaras de vídeo o electroválvulas y sistemas de ventilación, permiten actuar de manera rápida y eficiente cuando es necesario:

  • En caso de intrusión: suena la sirena, envía notificaciones y guarda las imágenes en la nube.
  • Si hay una inundación, se envian notificaciones y se cierra la llave de agua principal.
  • Con fugas de gas, se cierra la llave principal, se envía notificaciones y se hace sonar la sirena.
  • Con humo o incendio ocurre lo mismo, notificaciones, alarma sonora y cierre de válvula de gas.

Todos estos mecanismos destinados a una sola cosa: mejorar la seguridad de nuestra vivienda.

Simulador de presencia

Simular la presencia cuando no estamos en casa es una buena manera de disuadir el acceso a nuestra vivienda por parte de individuos malintencionados.

La punta de lanza de la simulación de presencia son las persianas motorizadas.

Esto es así porque cuándo nos vamos de casa las cerramos y es muy evidente que una casa se encuentra vacía.

El siguiente punto es la iluminación. Una vivienda en la cual se ven luces encendidas y que alternan con otras cada cierto tiempo es símbolo de habitabilidad

¿Quién va a dejar luces encendidas al precio que está la luz hoy en día?

Si hay luz y las persianas están abiertas significa que hay alguien en casa.

Una tercer vía de simulación es la posibilidad de encender radio por la mañana y la TV por la noche.

¿Has notado como se ve por la ventana la variación de colores que emite la televisión? Cualquiera que vea eso da por sentado que estás en el sofa o en la cama viéndola.

Hagas lo que hagas para simular la presencia, lo importante es que sea algo de tu runita diaria, de esa forma no llamará la atención.

Detección de intrusos

Si la simulación de presencia no ha bastado para impedir el acceso del intruso a la vivienda, la detección anticipada y el aviso del acceso cobran gran importancia.

Tener sensores de movimiento, sensores de contacto e impacto, incluso el poder utilizar las propias luces para detectar la presencia de un intruso es una necesidad para que la detección se produzca lo más rápido posible y de esta forma poder desencadenar las acciones pertinentes.

Acciones como:

  • Hacer sonar la sirena.
  • Enviar notificaciones de aviso.
  • Subir grabaciones de las cámaras a la nube.
  • Forzar el encendio o el apagado de luces.
  • Realizar el cierre de válvulas se servicio de agua y gas.

Todo con tal de incomodar al intruso y asegurar la vivienda.

Detección de fugas

Seguridad que no solo recae en los accesos no deseados, sino también en los problemas que pueden surjir en cualquier vivienda por defectos o por el uso diario recibido.

Hablo de las fugas de agua por la rotura de un electrodoméstico o tubería. O de fugas de gas procedentes de la caldera o una llave en mal estado.

Fugas de agua

Cuando se produce el atasco de algún desague que provoca un desbordamiento o cuando se estropea un electrodoméstico la probabilidad de tener una inundación es bastante alta, sobre todo en las zonas de aguas de la vivienda.

Hablo de la cocina, baños y lavaderos.

Estas habitaciones son proclives a sufrir inundaciones y cuando estas se producen y no estamos en casa se pueden convertir en un problema grande.

Es en esos momentos cuando la detección de la inundación y la electroválvula general cobran sentido.

Colocando sensores de inundación bajo la lavadora y el lavavajillas, y también bajo de los muebles del cuarto de baño y la cocina, podemos reaccionar de forma inmediata en el momento del desastre y cerrar la llave de paso general del agua de la vivienda.

Esto te limitará el problema a la pequeña zona donde se ha producido la rotura y te ahorrará los destrozos en el resto de la vivienda.

Fugas de Gas

Muy parecido pero mucho más crítico y peligroso es cuando se producen fugas de gas.

Estas pueden suceder por varios motivos, entre los cuales fuguran el mal funcionamiento de la caldera o el apagado de una hornalla sin dispositivo térmico de corte.

Colocar un detector de gas junto a una electroválvula para la cometida nos permitirá detectar, alertar de la fuga y cortar la entrada de gas a la vivienda.

Una fuga de gas puede ser letal si no se detecta a tiempo.

Detector de incendios y CO2

Lo mismo sucede con los incendios y el CO2 y por suerte existen detectores para ambos casos.

Colocar un detector de incendio en cada habitación es la recomendación, aunque lo normal es colocar uno en la cocina.

Los detectores de CO2 por el contrario se colocan normalmente en las habitaciones donde se duerme.

Monitorizar calidad del aire

Otra funcionalidad, también ligada a nuestra seguridad, es la capacidad de monitorizar la calidad del aire y mejorarlo mediante filtros con nuestro sistema de aire acondicionado.

Equipos con sistema de reciclaje de aire y filtros activos mejoran la calidad del aire y llegan incluso a eliminar bacterias, virus, esporas y demás partículas presentes en las estancia.

Este sistema, controlado por nuestro sistema domótico, puede entrar en funcionamiento junto a sensores repartidos por nuestra vivienda y de esta forma funcionar de manea autónoma.

Alarma y notificaciones

He decidido escribir una apartado específico sobre alertas y notificaciones para recalcar la importancia de las mismas dado el tema que estamos tratanto.

Siempre hay que tener alarmas y notificaciones bien configuraras y en vigor en todo momento:

  • No escatimes en alarmas.
  • No pospongas las notificacions.

El correcto funcionamiento de la vivienda y sobre todo: tu salud y la de tu familia, depende de ello.

Domotizar para ahorrar

Otro pilar de la domótica es el ahorro. Domotizar tu vivienda para ahorrar es un buen motivo, ya que una vivienda con la domótica bien configurada ahorra en torno a un 40% al mes en las faturas de electricidad y gas.

Bloquear interruptores

Cuando hablo de bloquear los interruptores no me refiero a impedir que nuestros niños jueguen con ellos.

Hablo de bloquear los encendidos cuando no sean necesarios:

  • Bloquear los interruptores por cantidad de luz ambiental.
  • Bloquearlos por horario.

Limitar su uso a lo necesario:

  • ¿Si hay luz suficiente porque lo enciendes?
  • ¿Se ha encendido por accidente?
  • ¿Cuánto tiempo lleva encendido?

Zonificar la calefacción

Poder controlar la calefacción por zonas o habitaciones te dará un ahorro directo, ya que no todas las habitaciones pierden calor a la misma velocidad.

Posiblemente tendrás habitaciones que nunca necesiten ser calentadas y eso significa que el agua caliente irá a las zonas que si la necesitan.

Eso se traduce en mayor eficiencia en el gasto de la energía y por lo tanto mayor ahorro.

Aparentemente, zonificar tu calefacción actual puede resultar un poco caro comparado con domotizar una luz. Pero, luego de hacerlo, podrás tener un ahorro de entre el 20% y el 40% en el consumo de gas al mes, lo que te supone una amortización muy rápida de la inversión.

Controlar el consumo

Otra forma de ahorro es el control del consumo: disponer de una configuración de funcionamiento alta, otra de funcionamiento normal y una última de funcionamiento económico.

Un ecoMode para tu vivienda.

Esto significa que la vivienda se comportará de forma diferente dependiendo el tipo de configuración que esté seleccionada en ese momento.

  • El aire acondicionado enfriará más deprisa con una configuración de alto rendimiento que con la normal o el modo eco. Los límites también serán diferentes.
  • Con el modo eco la calefacción tendrá unos límites más estrechos y funcionará en las zonas de más uso.
  • La cantidad de brillo de la iluminación será diferente.
  • El tiempo de encendido de las luces automáticas: en la configuración eco se apagan a los 2 segundos de no detectar presencia. En la normal a los 15 segundos.
  • Los electrodomésticos, como el lavavajillas, se ponen en marcha en horario de mejor coste si el modo eco está configurado.

Una buena gestión del consumo te traerá grandes ahorros.

Electrodomésticos domóticos

Los electrodomésticos también están comenzando a integrar tecnología que nos permite interactuar con ellos.

Y, aunque ya existe un protocolo que intenta unificarlos a todos, todavía no es una práctia muy extendida.

Al menos en los electrodomésticos del público en general.

El sistema Home Connect tiene aptitudes para convertirse en estandar a seguir por todas las marcas.

Sistema Home Connect

Home Connect es un estandar creado para controlar electrodomésticos.

Actualmente marcas como Bosch, Siemens o Balay fabrican dispositivos con este estandar, y la premisa se basa en poder controlar por completo su funcionamiento, desde una misma app, independientemente de la marca del electrodoméstico que tengas.

El sistema ya lo puedes encontrar en Hornos, lavavajillas, lavadoras y secadoras. En Frigoríficos, congeladores y cafeteras. También en campanas extractoras y placas.

Por ejemplo, enviar recetas al horno para su precalentamiento y temperatura ideal, configurar notificaciones, encendido y apagado. Conocer los alimentos que tienes en el frigorífico en todo momento y desde un vistazo a la app o la selección del programa adecuado para para la lavadora y programación a un horario específico.

Todo controlado desde una misma app y desde tu sistema domótico.

Componentes de una instalación domótica

Hemos hablado de lo que se puede domotizar en una casa y los beneficios que nos reporta.

Ahora hablemos de los componentes que nos ayudarán a hacerlo.

Existen tres tipos: nodos, actuadores y dispositivos de entrada.

Cuándo todos ellos funcionan juntos se obtiene una casa domotizada.

Nodos

Son los dispositivos del sistema capaces de recibir, procesar información y comunicarla a otros nodos o al sistema de control cuando sea necesario.

Un ejemplo de nodo son los roller shutter: cuando activamos el interruptor de la pared para cerrar la persiana reciben una señal desde el interruptor en forma de corriente eléctrica, la procesan y entienden que es una señal para el cierre de la persiana. Tras eso, mueven el motor en el sentido correcto y comunican a la central de control la acción que está realizando.

Lo mismo sucede con un controlador de luz: recibe la señal virtualmente al hacer clic en la app, entiende que es para encender la luz, la enciende e informa de lo que ha sucedido.

Actuadores

Son los dispositivos encargados de realizar el control de algún elemento del sistema. Estos dispositivos no comunican ni informan de nada, simplemente se limitan a actuar de la forma establecida.

Ejemplos de actuadores serían los motores de las persianas, las luces, las electroválvulas o las sirenas.

Dispositivos de entrada

Son los sensores, mandos a distancia, botones o teclados. Todos estos dispositivos envían información a la central de mando o nodo.

Un sensor de temperatura registrará la temperatura y la enviará a la central, pero nunca cambiará esa temperatura porque se lo indique un nodo o central.

Lo mismo sucede con el sensor de movimiento o con un botón, su unica función es la de enviar información: abierto o cerrado, detectado o no, pulsación larga o pulsación corta, una única pulsación o múltiples pulsaciones, etc.

La Asociación Española de domótica e inmótica

CEDOMEn 1992 y por iniciativa de un grupo de empresas fabricantes de material eléctrico nace el Comité Español de la Domótica: CEDOM

Su cometido es tratar de impulsar el mercado y facilitar la venta de los productos de las empresas miembro.

En el año 2001 deciden abrir la entidad al resto de colectivos presentes en el mercado, no sólo a fabricantes. Por ello cambian su denominación de Comité por la de Asociación, manteniendo el nombre de CEDOM por ser altamente reconocido.

En la actualidad, la Asociación Española de domótica e inmótica es la única asociación a nivel nacional que reúne a todos los agentes del sector de la Domótica/Inmótica en España:

  • Fabricantes de sistemas domóticos.
  • Equipos auxiliares.
  • Distribuidores.
  • Integradores.
  • Instaladores.
  • Centros tecnológicos y de formación.
  • Universidades.
  • Medios de comunicación.

Tal y como exponen en su sitio web:

El principal objetivo de CEDOM es aumentar la implantación de la domótica y la inmótica en España a través de la promoción de la tecnología sin diferenciación de sistemas ni protocolos de comunicación.

Niveles de domotización

CEDOM define como nivel de domotización o nivel domótico, el nivel asignado a una instalación domótica como resultado de la ponderación de los dispositivos existentes y las aplicaciones domóticas cubiertas.

Estas son las aplicaciones disponibles:

  1. Detectores de presencia o de apertura.
  2. Detectores de inundación, electroválvulas de cierre general de agua o detectores de incendio.
  3. Simulación de presencia.
  4. Videoportero.
  5. Control de persianas.
  6. La iluminación y los enchufes.
  7. Calefacción.
  8. Programación horaria o control de gasto energético.
  9. Control mediante App, Wi-Fi o cuadro de mandos.
  10. Dispositivos conectables a empresas suministradoras a través de redes de comunicación.
  11. Equipos multimedia.

CEDOM ha definido tres niveles, basándose en el principio de alcanzar:

  1. un nivel considerado mínimo (Nivel 1),
  2. uno superior considerado intermedio (Nivel 2),
  3. y finalmente, el considerado como excelente (Nivel 3).

En su web encontrarás la tabla de niveles donde podrás evaluar el nivel de tu instalación domótica.

Nivel 1

Son instalaciones con un nivel mínimo de dispositivos y/o aplicaciones domóticas.

La suma de los pesos ponderados de los dispositivos incluidos en la instalación domótica debe ser como mínimo de 13 y cubrir por lo menos 3 aplicaciones domóticas.

No conseguiría el nivel mínimo de domotización una instalación que alcanza una puntuación de 13 pero que sólo tiene instalados dispositivos de climatización y de control de persianas; necesitaría tener dispositivos instalados en una tercera aplicación como puede ser el videoportero.

Dicho de otro modo: si en tu vivienda unicamente tienes la iluminación, no se considera una instalación domótica a nivel de certificación.

Nivel 2

Son instalaciones con un nivel medio de dispositivos y/o aplicaciones domóticas.

La suma de puntos para obtener este nivel debe ser igual o superior a 30 y, al igual que con el nivel 1, se deben cubrir al menos 3 aplicaciones.

Nivel 3

Son instalaciones con un nivel alto de dispositivos y/o aplicaciones domóticas.

En este caso la suma de puntos debe ser de 45 como mínimo y se requieren al menos 6 aplicaciones diferentes.

Puedes consultar el estado de tu intalación en la aplicación disponible en la página de la asociación.

Certificación de la instalación domótica

La certificación de instalaciones domóticas se basa en la especificación de AENOR EA0026: 2006 Instalaciones de sistemas domóticos en viviendas. Prescripciones generales de instalación y evaluación.

CEDOM ha participado en la elaboración de esta especificación que prescribe los requisitos mínimos a cumplir por la instalación domótica, además de contemplar la legislación vigente aplicable a este campo.

La especificación técnica EA0026, confeccionada por el Comité de Normalización AENOR 202/SC205 fue aprobada en septiembre de 2013 a nivel europeo y se convierte en documento de referencia de la norma europea UNE-EN 50491-6-1 «Sistemas Electrónicos para Viviendas y Edificios», aprobada en julio del 2014.

La EA0026 permite certificar instalaciones domóticas de acuerdo a la clasificación de tres niveles definidos. Se considera que un sistema es domótico si alcanza el Nivel 1.

Procedimiento para certificación domótica

Conclusión

Podría darte muchas razones por las que deberías domotizar tu casa, pero las más significativas son:

  • Aumentar el confort.
  • Ganar seguridad.
  • Ahorrar.
  • Mejorar la accesibilidad.

Cuando la domótica se hace bien recibes un aumento de calidad en todas estas áreas y esto te lleva a estar más a gusto en casa.

Antes de empezar, tienes que comprender lo siguiente: domotizar una casa y hacerlo bien no es algo rápido de conseguir. Requiere conocimientos de muchas áreas y la experiencia que te permita anticipar los problemas.

Esta guía te allana el terreno para poder comenzar a domotizar tu casa y yo estoy encantado de poder ayudarte a hacerlo. Ya sea a nivel de asesoramiento, integración o instalación; puedes contactarme cuando lo necesites.

Compartir

Comentarios

  1. Juan L. 29 de marzo de 2022 at 09:57 - Reply

    Artículo muy interesante.

    Si me gustaría añadir que, con la automatización del hogar es evidente que el confort y bienestar de toda la familia están asegurados. Sin embargo, como toda herramienta tecnológica que recibe y comparte datos, es importante garantizar la seguridad de este tipo de sistemas.

    En este contexto, hay algunas buenas prácticas de domótica doméstica muy sencillas. Por ejemplo: conectar los dispositivos solo cuando se vayan a utilizar o, si fuera necesario, hacer una restauración de fábrica cada cierto período de tiempo así como pedir a la compañía proveedora de domótica que borre los datos recopilados.

¿Quieres domotizar tu casa?

Hola, soy Nacho Badia. Ayudo a las personas instalando sistemas domóticos para que puedan encontrarse más a gusto en su casa. Mi única pregunta es, ¿quieres que te ayude?

Si! ayudame
Sobre mí
Sobre mí
Amante de la tecnología. En mis años de vida laboral he tenido la oportunidad de invertir la mitad del tiempo de cara al cliente y la otra mitad desarrollando servicios al mismo.

He aprendido que, independientemente del área de trabajo, la finalidad es conseguir su satisfacción y su confianza, imprescindible para que nuestra empresa se convierta en su primera elección.

Por esta razón, cada uno de los proyectos en los que participo son diseñados y desarrollados para conseguir la mejor experiencia por parte del usuario.